Todo lo que usted debe saber sobre los «Alojamientos con encanto»:

El Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua dice sobre la palabra «encanto» (de encantar):

  • m. encantamiento.
  • m. Persona o cosa que suspende o embelesa.
  • m. pl. Atractivo físico.

Sobre la palabra «encantar» (del lat. incantāre):

  • tr. Someter a poderes mágicos.
  • tr. Atraer o ganar la voluntad de alguien por dones naturales, como la hermosura, la gracia, la simpatía o el talento.
  • tr. germ. Entretener con razones aparentes y engañosas.
  • intr. Gustar en gran medida, agradar mucho.

Sin embargo para la palabra «encantar» existen otras muchas acepciones:

  • m. Persona o cosa que agrada por sus cualidades.
  • pl. Atractivos de una persona, especialmente los físicos.
  • tr. Obrar por arte de magia; hechizar.
  • Cautivar la atención de alguien por medio de atractivos naturales.
  • Gustar mucho de algo o alguien.

Desde hace unos años se está aplicando profusamente al turismo, concretamente a los alojamientos ya sean turísticos o rurales sin saber concretamente a que se refiere. Así nos encontramos con: «Hoteles con encanto», «Casa rurales con encanto», «Hoteles rurales con encanto», «Alojamientos con encanto» «Apartamentos con encanto», etcétera.

Se da por descontado que suelen ser alojamientos un tanto especiales, es decir, alojamientos que por sus pecualiaridades gustan sin saber a ciencia cierta que es lo que tienen de «encantadores» y que en algunos casos serían largo y farragoso de describir.

Es muy probable que si preguntásemos a todos los propietarios de alojamientos turísticos o rurales nos dijesen que sus alojamientos también son «un encanto».

Y ni que decir tiene si observamos la relación calidad/precio porque el precio, especialmente en estos tiempos, puede resultar ser el más «encantador».

Hay alojamientos en sitios «encantadores», los hay que tienen unas intalaciones con lujo y gusto por lo que es fácil que «encanten» a sus ocupantes, los hay que sin tener nada de lujo resultan todo un «encanto»...

Concluyendo, hoy se utiliza la palabra «encanto» en casi todas las descripciones de alojamientos y existen multitud de sitios web con «alojamientos con encanto». Sin embargo la expresión ha calado tan hondo en su relación con el turismo que ahora todos los alojamientos son «encantadores» perdiendo esa marcada diferencia que existía inicialmente.

¿Cómo saber realmente qué alojamientos son un «encanto»?

En este sitio lo que hacemos es poner todos los alojamientos con una gran profusión de fotografías de alta calidad y dejamos que sea usted quien decida en cada caso que alojamiento le resulta realmente encantador en base a la información ofrecida que, sin duda le será de una gran ayuda para no equivocarse. Además, cada fotografía de las muchas que tiene cada alojamiento, está perfectamente señalizada con un pie de foto que indica a que parte del alojamiento pertenece para su mejor comprensión. Y, por supuesto, nuestras fotorafías están totalmente garantizadas: lo que ve es lo que hay sin lugar a dudas.

Dado que en la variedad está el gusto nosotros no nos atrevemos a decirle cual o cuales alojamientos tienen más o menos encanto: le damos mucha información para que usted haga la selección.